Florencia Poblete junto a los jóvenes de los colegios Compañía de María de Chile, visitó Santa Juana en la VIII Región. Nos comparte su testimonio.


«Ir a Santa Juana después de los incendios fue algo que hizo que despertaran varias emociones en mí, como asombro, impotencia, tristeza. Se veía todo quemado, casas, escuelas, capillas, árboles, hasta autos. Pero algo que me llamó mucho la atención fue ver debajo de los árboles hechos cenizas, vida. Se podía ver que ya estaban creciendo plantas de nuevo, lo que hablaba de un nuevo comienzo. Las personas con las que hablé, me contaron cómo fue para ellos vivir esto, cómo vieron en segundos perder todo por lo que se esforzaron durante años, no sólo hablando de lo material, sino también de sus animales, sus recuerdos, su entorno seguro. Algo que me sorprendió es que estas personas después de perderlo todo, no se quedaban de brazos cruzados llorando sus pérdidas, sino que estaban pensando y luchando para poder salir adelante. Todo esto me hace pensar lo resiliente que son, no sólo las personas, sino también la naturaleza, ya que ambas se dan una nueva oportunidad para volver a empezar.

Hoy nosotros  con toda la Compañía de María Chile, queremos Tender la Mano y apoyar la esperanza de volver a empezar.»

— Florencia Poblete. II Medio
Compañía de María Apoquindo

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja un comentario