Y deseamos hacerlo de una manera simbólica, para que cuando pase el tiempo, la mirada nos recuerde el hondo significado de esta celebración: damos gracias a la savia de las raíces que ha llegado hasta hoy, y buscamos extender las ramas hacia lo alto, hacia el firmamento.

Por eso hemos sembrado, como lo hicieron hace 240 años. Hemos sembrado… aquí y allá, arbustos grandes y otros más pequeños, en las comunidades, las obras educativas y la Red Laical, hundiendo las manos en la realidad actual de la tierra que habitamos, apostando a lo germinal, confiando en los brotes nuevos, creyendo en el crecimiento, esperanzadas en lo que florecerá…

Que el Señor y la Virgen del Dulce Nombre bendigan estas siembras de hoy, para que den tantos frutos como ha dado para la historia la siembra de ayer…

1. Almenara – Brasil

2. Paraguay

3. Formosa – Argentina

4. Barrio La Gloria – Mendoza

5. Bahía Blanca – Argentina

6. Barrio Mitre – Buenos Aires – Argentina

7. Tupungato – Mendoza – Argentina

8. Buenos Aires – Argentina

9. Godoy Cruz – Mendoza

10. CAE – Mendoza

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja un comentario