En Bañado Norte de Asunción, la capital de Paraguay, el taller de Arte de la Compañía de María ha desarrollado un apasionante proyecto con la Ecología Integral. Durante un periodo de 3 meses, los niños han estado sumergidos en la maravillosa experiencia de cultivar una huerta colgante, profundizando desde el ser creados y la relación con todo lo que es creado a su alrededor.

Con la H. Carolina Rivarola, ODN, Karen Florentín y ayuda de la Red Laical, los niños del Taller se han involucrado en cada etapa del proceso, utilizando abono, recipientes y semillas para cultivar una variedad de vegetales. Los materiales incluyen un sobre de semillas de lechuga, acelga, rabanito, cebollita y zanahoria.

El proyecto ha abordado varios puntos clave para el cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible. En primer lugar, se introdujo a los niños en el fascinante mundo de la ecología, enseñándoles la importancia de la conservación y el equilibrio ecológico. A continuación, se les enseñó la preparación del terreno, la creación de una almaciguera y la selección adecuada de recipientes para el cultivo de los plantines.

El cuidado y acompañamiento de los plantines ha sido una parte fundamental del proyecto. Los niños han aprendido a regar con atención, proporcionarles la cantidad adecuada de luz solar y brindarles el amor y cuidado necesarios para su crecimiento saludable. Han experimentado la alegría de ver cómo sus plantas crecen día a día, conectando así con la obra de sus propias manos.

Finalmente, el traslado de los plantines a los recipientes preparados ha sido un momento de gran emoción y satisfacción para los niños. Han contemplado con orgullo la obra de sus manos a la luz de la palabra, comprendiendo la importancia de su papel como seres creados y su capacidad para crear un entorno armonioso y sustentable.

El proyecto de la huerta colgante ha brindado a los niños una experiencia enriquecedora que va más allá del cultivo de vegetales. Han desarrollado habilidades prácticas, como la jardinería y el cuidado del medio ambiente, al tiempo que han explorado su creatividad y su conexión con la naturaleza. Además, han adquirido conocimientos valiosos sobre la importancia de una alimentación saludable y el respeto por la madre tierra.

El taller de Arte de la Compañía de María en Asunción se enorgullece de los logros de estos jóvenes jardineros y espera que este proyecto inspire a otros a emprender iniciativas similares en beneficio del planeta y de las generaciones futuras. La ecología integral y la creatividad infantil se han unido en este proyecto, dejando una huella duradera en los corazones y mentes de todos los participantes.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja un comentario