Se acerca la fiesta de Pentecostés un momento especial para agradecer la Ruah en nuestra vida y pedir que sople de manera especial en este tiempo.

Necesitamos su Espíritu para mantener la esperanza evangélica, para la escucha atenta y lúcida a la realidad, para discernir los signos de su presencia en medio de los claro – oscuros que vamos viviendo, para descubrir, acoger y cultivar los brotes de su presencia que hacen posible la humanidad y la tierra nueva; para abrirnos a la novedad que nos lanza a nuevos caminos y a dejar las “zonas de confort”.

Archivos:

Invitación provincial al Novenario del Espíritu Santo
Novenario: día 1 al 3
Novenario: día 4 al 7
Novenario: día 5 al 9
Ya es la hora - H. Marcela Bonafede ODN